31/10/09

¿Cuántos Messi hay?

Me preocupé cuando lo escuché a Diego decir que quería hablar con Messi. Lionel no necesita que le hablen afuera de la cancha. La Pulga necesita divertirse jugando con la camiseta de la Selección, igual que como cuando juega en el Barcelona. No hay dos Messi. No existe tal cosa como “el Messi del Barcelona” o “el Messi de la Selección”. Lionel es uno solo y resulta que le gusta jugar al fútbol. Cuando sale a la cancha se deja llevar por el juego en el sentido más lúdico de la palabra. No necesita que lo hagan sentir responsable, sino que lo dejen ser él mismo.

Hay jugadores que rinden por arriba de su capacidad cuando se sienten importantes, cuando los cargan de responsabilidades y les suben la vara con la que miden su rendimiento. Hay jugadores que muestran su mejor versión en instancias finales, cuando las papas queman. Para ver la mejor versión de Messi no hace falta hablarle, ni darle la 10, ni decirle que es el mejor del mundo. Para que rinda al cien por cien hace falta hacerlo sentir cómodo adentro de la cancha. Hace falta rodearlo bien, hacerlo sentir parte de un equipo y no el encargado de ganar el partido. Cuando el rendimiento colectivo pierde lo colectivo, Lionel se ve obligado a ser el salvador, a tener que gambetear a cuatro, tirar el centro e ir a cabecearlo. Y ahí es cuando se pierde, cuando la situación lo sobrepasa y su incomodidad hace que deje de sentirse útil para el equipo. Entonces se aísla, inconcientemente se va del partido, comienza a entrar cada vez menos en juego y, cuando lo hace, busca siempre la individual y pierde más de lo que gana.

En contradicción con lo que muchos creen, Messi es un jugador que necesita del equipo. Es individualista por naturaleza y su gambeta en velocidad es indescifrable. Pero para explotar su individualismo necesita ser bien asistido. Necesita estar bien acompañado. Necesita mezclarse entre el resto, hacerse pasar por un rato por un jugador más, para poder luego aparecer por sorpresa y demostrar que es un verdadero fuoriclase. Es notable como cuando tiene cerca un jugador con el que se siente cómodo, con el que siente que puede congeniar adentro de la cancha, enseguida lo busca. Lío necesita encontrar en Verón a su Xavi o en Aimar a su Iniesta.

Se le exige mucho más que al resto, porque se sabe que tiene mucho más para dar. Los que nunca lo vieron jugar en España dudan de sus condiciones o se preguntan si alguna vez rindió en la Selección. Inclusive he llegado a escuchar que es una mentira o han llegado a decir que no es argentino, sino catalán. Lionel sabe que no está rindiendo con la albiceleste y se siente en deuda. Por eso no grita los goles, porque no se siente parte del equipo. Pero esto no sucede porque sus compañeros no lo ayuden o porque se sienta excluido. Esto le pasa porque no se siente útil, sabe que no les está dando todo lo que su potencial le permite.

La Pulga no es enganche, es un jugador vertical que cuando agarra la pelota busca inmediatamente el camino más directo al arco. No se destaca por su visión de juego, ni tampoco por ser un gran asistidor y aún así puede meter una bola de gol, ya que la sensibilidad de su pie izquierdo se lo permite. Es un delantero con gol y, sin embargo, en los últimos partidos jugando para la Selección Argentina casi no pateó al arco. Messi está siendo desperdiciado. Tenemos al mejor jugador del planeta, pero no lo sabemos aprovechar.

Si el logra olvidarse de que tiene que demostrar, cada vez que toca el balón, que es el mejor del mundo. Si logra dejarse llevar y sumergirse en el juego, ahí podremos verlo en su mejor versión. Inclusive, es probable que alcance un nivel de rendimiento superlativo y logre que nadie se permita siquiera dudar, que es actualmente el mejor. Para que lo haga, lo más importante no es hablarle. Está bien preguntarle qué es lo que necesita para sentirse cómodo, pero existe la posibilidad de que él no sea conciente del motivo. La solución pasa por el equipo. Cuando la Selección logre un funcionamiento como tal, ahí podremos disfrutar del mejor Messi. Del único Messi.

6 comentarios:

  1. Anónimo1/11/09 1:09

    Crack, hay un solo Messi.Sin embargo, ocasiones que pueda jugar, bien, mal o superlativamente...pueden haber imnumerables veces. La facilidad conque opinamos livianamente de cualquier cosa...es algo común...cómo no hacerlo de algo QUE LA MAYORIA CREE SABER...tambien es cierto...que como argentinos, rasgo distintivo como pocos, nos creemos capaces de deslumbrarnos con cualquiera, y ensañarnos con el mejor.
    Lamento, no solo no disfrutar de Lionel, jugando para la selección...síno que más lamento cómo juega la Selección....Por último...lo que parece que tenemos con Messi, jugador de la selección....es una profunda envidia...de no ver a MESSI, jugando como lo hace cuando se calza la azulgrana.... Un conjunto, que con su busqueda de la belleza, logra además que las partes que lo conforman...sean inmensas individualidades, y algún que otro ARTISTA...que alcanza...esa BELLEZA buscada....Ojalá podamos HACER LA PAUSA, que nos permita pensar, y lograr encontrar un camino semejante.

    ResponderEliminar
  2. el messi es un chaval que juega en un equipo con un sello de caldad, el barza es el mejor equipo del mundo y ahi el que se destaca es el Lio, joder argentos sí no lo quieren uds, que se venga con nosotros de por vida.que el diego vea un nidio del equipo del pep, y verá como se debe aprovecharlo.

    ResponderEliminar
  3. El otro día viendo un partido del Barca pense mas o menos esto: el equipo funciona igual cuando Messi no juega un gran partido, precisamente porque hay un equipo que sale a relucir cuando su mejor jugador no tiene un buen juego, la pelota no pasa por el y el Barca igual llega al área y al gol...
    Argentina depende mucho de Messi y si el no anda el equipo no anda porque NO HAY EQUIPO...
    Gran nota nuevamente pa' delante Santi...

    ResponderEliminar
  4. Buen comentario Jacu, igualmente para nosotros que sentimos el futbol...como una necesidad de encontrar satisfacción a nuestras carencias...y como sublimación de nuestras expectativas...como queres que entendamos que Lionel juega asi porque está en un equipo que no sabe a que juega...y que solo expondrá sus virtudes cuando el equipo demuestre que entiende el juego....Felicitaciones

    ResponderEliminar
  5. Guille Torre8/11/09 16:11

    Santiaguito,que tema tiraste sobre la mesa...Messi..Messi...la incognita Messi..cuál sera?..el que deslumbra a los catalenes y al mundo futbolístico y lo hace ganarse un lugar entre los mejores jugadores del mundo o éste que cada vez que lo vemos viajar de Barcelona para incorporarse a su selección, casi que termina defraudando por todo lo que imaginamos y esperamos nos pueda demostrar, ya que muchas veces horas antes de jugar en la selección hizo su aporte valiosísimo en la península ibérica.Y me pregunto, porqué tanto contraste.
    En algún artículo que he comentado habras notado que hable de jugadores hiperinsuflados por el periodismo, por el hincha...creo, a mi humilde entender, que Messi es uno de los casos que menciono,no una mentira.Pero aún no, una realidad.Si hay algo que no comparto del artículo que escribis, es precisamente considerarlo el "mejor jugador del planeta", seguro es un gran jugador y que tiene armas y talento suficiente para luchar por ser el Rey, pero a mi forma de ver para considerarlo como tal tiene que rendir de la misma manera que en Barcelona, con todas las camisetas que le toque vestir...mientras tanto, para mi, el lugar en lo mas alto del podio se lo tiene que dejar a otro que cumpla todos los requisitos.
    Si comparto en que a Messi no es necesario hablarle como intenta Maradona, si preguntarle solamente en que posición de la cancha se siente cómodo y donde cree puede hacer estragos con su gambeta 100% vertical, que segun ideología Barca parece ser arriba, desde la derecha al medio.También es cierto que hay que rodearlo de jugadores que intenten "jugar" con él a la pelota e insistirle en que la largue y no intente hacer siempre una de mas, ademas de no hacerlo bajar mas alla de mitad de cancha a perseguir rivales, cosa que no siente y nunca sentirá.
    Debo reconocer Santiago, que quizas me traicione un poco mi gusto por otro tipo de jugador, un jugador de mas "clase", elegante, generoso, de pase gol, tan veloz como "la pulga" pero de mente, que ahorra recorrido con la pelota con un estiletazo profundo y preciso...por eso mi admiración por los Bochini (tu vejo me sabra entender), por los Roman, por los Zidane, por los Redondo, por los Laudrup y especialmente por el enorme Kaka...todavía guardo en mis retinas el reciente y famoso partido en Rosario entre ambos seleccionados, la estética y la precisión del pase al delantero que anoto ese tercer gol, tan admirado quede del pase-gol que no reparé en quién hizo el gol y lo borre de mi memoria.
    Ese jugador deslumbró a Italia en Milan,deslumbra a España en Madrid y deslumbra al mundo en su selección...en mi opinión, hoy este jugador, Kaka, es dueño de ese primer puesto del famoso podio.
    Por ultimo y como bien decis, la selección no encontró su funcionamiento, pero lamentablemente mientras sea dirigida por Maradona, sus idas y vueltas, sus peleas o no con su "manager" y sus grotéscos atropellos, no encontraremos ese fuego sagrado y el futbol que tanto nos gusta y nos identifica.
    Muy buen artículo
    Un abrazo para vos y tu viejo.

    ResponderEliminar
  6. Pablo Rodriguez: Buenas, te cuento Santi que me cansé de peliar con mis amigos defendiendo a Messi. Es uno de los mejores (si no es el mejor) jugadores de fútbol que vi con conciencia, por así decirlo.
    Me parece bueno igual que respetemos las opiniones y los gustos de los demás ya que esto también es parte de lo lindo del juego. Si todos tendríamos los mismos gustos sería aburrido.
    Soy hincha del buen fútbol y me alegra coincidir en lo futbolístico con vos (principalmente en esto de Messi y en lo de Bielsa).
    Seguí escribiendo que esta bueno y saludo a la flia.

    ResponderEliminar